Cargando...
CUIDADOS FACIALES.
APLICACIÓN DE TRATAMIENTOS FACIALES.
IONTOFORESIS. Aplicación de tratamientos mediante iones.
La iontoforesis es un método que permite la aplicación de productos cosméticos en la piel mediante iones. Es la aplicación práctica de las propiedades de la corriente galvánica para la introducción de productos cosméticos o médicos susceptibles de que sus principios activos sean disociados iónicamente.

Dicha penetración se produce sometiendo a las sustancias a un campo eléctrico de corriente galvánica, que la disocia en iones positivos y iones negativos, los cuales migran hacia los electrodos de polaridad inversa a ellos, o sea, los iones negativos se dirigen al electrodo positivo y los iones positivos al electrodo negativo.

La velocidad con que penetran los iones, depende de la cantidad de corriente que circula (intensidad de campo eléctrico) y del tiempo de aplicación. Gracias a la iontoforesis, Gracias a este método se han obtenido efectos interesantes en los tratamientos de belleza, por sus propiedades de penetración a mayores niveles de profundidad, con el consiguiente aumento del rendimiento por el aprovechamiento máximo de las propiedades inherentes.

La iontoforesis en la piel


En qué consiste el tratamiento.
En los tratamientos faciales, la iontoforesis se realiza utilizando electrodos metálicos especiales. La técnica consiste en deslizar lentamente estos accesorios sobre la superficie cutánea, previamente higienizada y humedecida de forma permanente con agua mediante el empleo de un rociador. Se coloca el producto ionizable ya sea directamente sobre la superficie cutánea (geles) o bien embebiendo una gasa en dicho producto cuando éste es de consistencia líquida (lociones y ampollas). Incluso, una alternativa válida consiste en el empleo de máscaras de gasa que existen en el mercado para tal fin, las que deben ser humedecidas previamente. Luego se deslizan los electrodos sobre ella de forma lenta.

La duración de la iontoforesis facial oscila entre 15 y 20 minutos, y la frecuencia de las sesiones depende de la necesidad propia de cada persona.







2013 @ Isabel Sanz